Este post va dirigido a las personas que graban sus propias canciones en casa, a los usuarios de home studio que quieren mejorar sus técnicas y a cantantes. ¡A todos aquellos que trabajen con la voz de manera regular!

 

Calma, relax, no stress…

El concepto relax lo vamos a aplicar siempre que vayamos a grabar cualquier instrumento pero cuando grabamos voces aún más.

Antes de nada tenemos que entender que cuando emitimos sonidos a través de nuestro aparato fonador, no es solo la zona de la graganta la que está trabajando. Todo nuestro cuerpo se activa, y si se activa de una forma no correcta, corremos el riesgo de hacer malas tomas e incluso de hacernos daño.

Una buena postura es fundamental para emitir un buen sonido con nuestra voz, que todo fluya y que no haya ningún sobreesfuerzo que pueda ser contraproducente.

Así pues, antes de nada, vamos a relajarnos y a concentrarnos en lo que vamos a grabar, sin otra preocupación, sin estress y con calma. La luz tenue, un botellín de agua, una moqueta, buena temperatura y nuestros pies descalzos, pueden marcar la diferencia en una toma!

 

¿Conocemos nuestro material?

Para hacer buenas tomas cuando grabamos voces, necesitamos conocer el material con el que vamos a grabar. Necesitamos saber si nuestro micrófono tiende a captar mejor los graves o los agudos, si es muy sensible a la presión sonora…

Conocer nuestro material nos permitirá tener mayor control sobre lo que sucede en la pantalla de nuestro software. Por ejemplo, si la señal entra a un volumen muy alto, deberemos valorar si nos interesa activar el atenuador de nuestro micrófono o, por lo contrario, bajar la ganancia. O dependiendo de la voz que vayamos a grabar, utilizar un micrófono u otro.

En ANTIproducción, recomendamos ESTE MICRÓFONO (lowcost).

 

¿Nos conocemos a nosotros mismos?

Igual que es crucial conocer el funcionamiento y el comportamiento de nuestro material, es aún más importante conocernos a nosotros mismos.

  • ¿Pertenecemos a ese sector de Primeras Tomas que siempre la clavan a la primera y no hacen otra toma mejor en toda la sesión aunque lo intenten?
  • ¿Somos de los que necesitamos hacer diez tomas de cada parte de nuestra canción para clavarla? ¿Si hacemos cuatro tomas más vamos a mejorar el resultado anterior?
  • ¿Tenemos tics/clichés/vicios vocales que sabemos que son malos? ¿Sabemos como eliminarlos si es necesario?

Todas estas preguntas y otras que nos surjan, deberían de responderse antes de ponernos delante de un micrófono. Podemos mejorar muchísimo nuestro tema!

Tenemos que tener en cuenta que… LA AFINACIÓN SE PUEDE CORREGIR, LA ACTITUD NO.

 

Intenta eliminar la Reverb de tu habitación

Hemos dicho que este post va dirigido a personas que tienen un home studio y que graban

en casa. Normalmente en dormitorios convencionales que suelen ser totalmente cúbicos y sin material absorvente en las paredes.

La funcionalidad de grabar las tomas de voz sin reverb es la comodidad de después aplicar más o menos cantidad de este efecto. Más sencillo, más cómodo y con menos dolores de cabeza a la hora de adecuar nuestra habitación con una buena reverb.

La forma más lowcost que existe es abrir las puertas de nuestro armario dónde tenemos las camisetas colgadas en perchas. Separar las camisetas y situar nuestro micrófono. El armario nos hace de caja (reducimos la habitación) y la ropa colgada en perchas nos absorve la reverb (ya que es un material poroso.

Otra manera de hacerlo, es comprar una Pantalla, Reflexion Filter o Mic Screen.

En ANTIproducción siempre recomendamos Thomann para estas compras. Desde 58€ podemos tener una pantalla para eliminar las reverb de nuestra habitación y ganar un poco más de calidad!

Nosotros mostramos la opción más económica y la más cara, pero, como en todo, hay muchas más posibilidades de compra. 

 

Utiliza un filtro ANTIpopping

El filtro anti-popping o anti-pop sirve para atenuar las consonantes muy sonoras como la “P” o la “T” que lanzan mucho aire a la membrana del micrófono. Cuando escuchamos las tomas, puede molestar.

Lo puedes fabricar introduciendo una raqueta de badminton dentro de una media o puedes comprar uno.

No es caro, con 14’50€ puedes tener uno. Existen otros más caros y mejores. Puede cambiar el material de la tela, el grossor…

 

Fíate de tus oídos, no de tus ojos

Muchas veces el cerebro nos juega malas pasadas y nos impide hacer un buen trabajo.

Hoy en día que absolutamente todo tiene un código visual, es muy facil dejarnos llevar por los ojos antes que por lo que oímos y muchas veces no es la forma correcta de hacerlo.

Antes, cuando no existían los softwares de grabación de audio, se guiaban unicamente por lo que oían. Y si esa toma, ese bloque de tomas o esa voz en concreto sonaba bien, se dejaba en el resultado final. Ahora cometemos el gran error de fijarnos en los medidores visuales de medición cuando utilizamos la compresión, EQ, volúmenes… ¡Podemos acabar desgraciando la toma!

Si se oye bien, está bien. Por mucho que sobrepase el -12db, que el parámetro de EQ no sea el que te han enseñado o incluso si en algún momento (muy pequeño) clipea de forma suave. Repetimos, si se oye bien, está bien.

 

 

¿Te ha sido de utilidad esta información? Compártela con otra gente a la que lepodría venir bien. 

Si tienes algo que aportar a este post, deja un comentario más abajo!

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here